Sunday, September 27, 2015

Laguna

Por unos minutos nos regalamos una madrugada. Nos regalamos decenas de madrugadas perdidas. 
Solo nuestros ojos pueden hacer un portal
en el  que la eternidad exista en un segundo.

En ese cuando la estrella parpadeó y ya nadie la vio más. 
'Mira la laguna'.
Seguro lleva con su corriente estos labios secos de los tuyos.

Un entrelazado de dedos que queman de extrañar  y un respiro de esa sonrisa que no puedes ya aguantar y que te aprieta la boca para no salir.

Eso es lo que me basta para hacerme habitar el agua y quitarme la ropa para decirte hasta pronto en un evento de pieles.