Sunday, September 27, 2015

Laguna

Por unos minutos nos regalamos una madrugada. Nos regalamos decenas de madrugadas perdidas. 
Solo nuestros ojos pueden hacer un portal
en el  que la eternidad exista en un segundo.

En ese cuando la estrella parpadeó y ya nadie la vio más. 
'Mira la laguna'.
Seguro lleva con su corriente estos labios secos de los tuyos.

Un entrelazado de dedos que queman de extrañar  y un respiro de esa sonrisa que no puedes ya aguantar y que te aprieta la boca para no salir.

Eso es lo que me basta para hacerme habitar el agua y quitarme la ropa para decirte hasta pronto en un evento de pieles. 

Sunday, June 28, 2015

Breve en la terraza

Figura que al caer la noche acomodamos un mojito de parcha a lo que dura una conversación. 
De esas que aparentan una telaraña y siguen tejiendo temas para visitar.
Figura ahora que la luna viste una diadema carmín,  quizás sea una broma que nos juega la perspectiva. Quizás no.
Una terraza y dos sillas son suficientes. Por aquello de que la terraza te eleva al panorama nocturno de una ciudad costera.
El mojito parece eterno, igual sabe al turquesa que se estrella contra el arrecife. 
Igual sabe al orgasmo que te deja en la orilla donde la ola cosquillea los pies...
No, a ese no. Ese lleva olor a lavanda.

Saturday, April 4, 2015

Carta a Sobrino K

Amado, Baby K:

Hola. Soy tu titi. Hermana mayor de tu papi. Hemos interactuado ya, me escuchas casi a diario y de vez en cuando te molesto para que me respondas con tu cuerpecito. Es la madrugada del sábado, 4 de abril de 2015, es la 1:48am. Ya te eperamos. Ok, te llevamos esperando hace ya unas 40 semanas, pero ya tu mami y papi estan en el hospital esperando y trabajando para que salgas de la panza. Parecería que te encanta ese jangueo. Tus tíos y yo hemos hecho historias de que saldrás con dientes y llamándonos por nombre. Por cierto, ayer a tu primita K le ha dado por llamarme por mi nombre a sabiendas de que no me gusta y luego se ríe. Deja que la conozcas. Yo ya me río del momento en que ustedes dos empiecen a hacer sus travesuras. Tus otros primos no se quedan atrás. Son tremendos personajes.
Ya ha comenzado la primavera, sobrino K, y no nos esperan buenos ratos. Todos extrañamos a tu tío; estaría tan orgulloso de llamarse tío nuevamente. Haríamos llamadas de video para celebrar tu llegada. No sé si realmente existan esas dimensiones en que los seres se encuentran cuando han dejado o están por llegar al mundo terrenal. No sé si te lo hayas encontrado, si ya lo conozcas y ya sonríe y te abraza antes que nosotros. Me gustaría pensar que sí. Que fue quien primero te besó y te agarró como ese miércoles, 11 de mayo, que agarró por primera vez a su primogénito. Mi primer sobrino. Y quizás tú nos traigas esos besos y abrazos que el envía. De verdad me gustaría pensar eso, pero tampoco te quiero atribuir reponsabilidades. Tú llegas en el momento preciso. Por eso, y por lo que estamos aún por vivir, te amo.
Sobrino K, eres tan especial en nuestras vidas y, debo reconocer, en la mía.  Quiero creer que eres ese pedacito de alma que nace para traer mas razones para sonreír. Para amar. Para vivir. Estoy preparada para recibirte; ya tengo la ropa lista y el bulto listo para cuando decidas venir a esta dimensión. Tus tíos y papi no siempre están de acuerdo con mi elección de vestimenta, pero ya me conocerás y formaras tu propia opinión. Debo informarte que la madrugada viste neblina, los arboles aun no cargan hojas y el cielo lleva el gris de color. Y también debes saber que esta familia te espera con el amor mas hermoso y puro que pueda compartir una familia.
Haré lo imposible por que puedas leer esto en muchos años. Y haré lo imposible por que de tu titi recibas felicidad, risas, vida, libros y el más puro amor (ah, y regalos de Navidad con los que quizás tus papás y tíos no estén de acuerdo, pero como quiera te los daré).

I love you, Baby K

PD- Tu Titi tiene una fijación con los domingos, pero ya sobrina H nació un domingo. So it's up to you, baby.

Wednesday, March 11, 2015

ocho del tres

Bendito sea el sentido del tacto una de mañana de domingo.
De paso, el auditivo por aquello de dar crédito a unas cuantas aves caribeñas.
Mis greñas sienten la brisa de su respirar caminándome el trapecio.
Ahí sonrío.
Son segundos para guardar en un cofre.
A la mitad de uno de esos caigo en un limbo, 
entre el sueño y las luces que se cuelan entre las hojas de la ventana.
En lo que se me enreda el dorado en las pestañas del ojo derecho, sonrío de nuevo.
Se que está ahí.
Y se me encojen las piernas y pido cinco minutos más.
Pero me alarman los poros.
Y hay una piel ajena escalofriando la mía.
No hay tal cosa como cinco minutos más cuando ya la tela se alborota.

Sunday, January 25, 2015

domingo

"Cualquier jueves se hace domingo.", le dije. Y le expliqué...

Me gustan los domingos.
Son mi excusa para bohemiar, bolerear, salsear, pensar, escribir, amar, cantar, leer, pasear, compartir. Es mi día predilecto para detener el tiempo mientras tomo una taza de café leyendo el periódico.
Para despertar y sonreír. Para abrirle la ventana a la sensualidad y que se escape por el día.
El mar es más bonito y alegre un domingo soleado,y los sentidos agudizan con furor un domingo lluvioso.
Los domingos son familiares, cariñosos.
La puesta de sol un domingo desde mar abierto lleva en las pestañas al Mar Caribe.

Los domingos disfruto de cada una de sus letras.

Los domingos sonrío.

 (3/13/2014)

               

Tuesday, January 6, 2015

madrugada



Hay quien se pierde en la frialdad de un insomnio bajo cero.
Quien patea escombros existenciales que estorban el camino al baño.
Otros perpetúan en el café esperas y paciencia. Libros y crucigramas.
Monólogos al humo con sueños descansando en una varanda. Esperando.

En cambio, hay quien encuentra, en las altas horas, las letras más doradas;
las coversaciones que invitan a abrazar almas, los abrazos que huelen a hogar.
Madrugadas frías que saben a chocolate blanco
y con la cobija de corazones me arropo los pies para no salir volando.

Hay otras que traen finales para en la mañana evocar un reencuentro;
una llamada eterna, ojos tristes porque se corta un hilo.
Canciones tibias que sonríen al corazón mientras poesía sugestiva le guiña el suspiro.

Puedo esperar. Soy paciente. Esa virtud que es hermosa cuando la domas...si es que eso existe.
En la cama soñaré libertina, donde, los pocos, tardan en llegar; en ese espacio de tiempo
antes de que llegue luz.